Sin aviso previo, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizó ayer su primer acto de campaña visitando una cooperativa de trabajo en la localidad de San Martín junto a su compañero de fórmula Jorge Taiana. Allí renovó sus críticas al gobierno de Mauricio Macri y en particular a sus políticas económicas y habló con los responsables de la firma, que le relataron las dificultades que comenzaron a sufrir en el último año y medio, haciendo énfasis en la suba desproporcional de las tarifas de los servicios públicos.
Fernández de Kirchner y Taiana visitaron la cooperativa Cuero Flex, integrada por 72 trabajadores y dedicada al cuero reconstituido. Los precandidatos al Senado de la Nación por la provincia de Buenos Aires recorrieron las instalaciones y dialogaron con los trabajadores. “Cuero Flex pagaba 50.000 pesos de luz y ahora 500.000. Pagaba 18.000 pesos de gas y ahora 170.000 por medidor. Así no se puede seguir”, escribió luego la ex mandataria en su cuenta de Twitter.
“La producción de Cuero Flex cayó un 30 por ciento a raíz de la caída de consumo interno”, por lo que la cooperativa “no puede aumentar el sueldo a sus trabajadores”, agregó la ex mandataria. Por su parte, el ex canciller Taiana utilizó la misma red social para advertir que “este modelo económico neoliberal” que promueve el gobierno “castiga a la industria y en especial a la Pymes, y favorece la especulación financiera”.
Cuero Flex fue “otra de las víctimas del tarifazo”, denunciaron los candidatos de Unidad Ciudadana. En la recorrida, CFK y Taiana estuvieron acompañados por el concejal del Frente para la Victoria Hernán Letcher, que encabeza la lista en ese distrito, gobernado por Gabriel Katopodis, uno de los jefes comunales peronistas que apoyan a Florencio Randazzo en la campaña electoral. 
La estrategia de campaña de Fernández de Kirchner hasta las primarias del 13 de agosto consistirá en este tipo de apariciones en empresas, comercios, barrios y organizaciones que fueron golpeadas por las políticas económicas de Cambiemos junto a lo que ella llama “los protagonistas”: trabajadores, estudiantes, jubilados, docentes y sindicalistas. En estas recorridas estará acompañada de Taiana y de los intendentes locales en aquellos distritos que Unidad Ciudadana sea oficialismo y de los principales referentes en los municipios donde son oposición.
Todavía no está previsto que haga otro acto masivo, formato que será escaso en esta campaña, y que cuando suceda seguirá con las premisas que se marcaron la semana pasada en el estadio de Arsenal: sin banderas políticas ni mensajes partidarios y apuntando a mostrar unidad y un sólo adversario: el gobierno que encabeza Mauricio Macri. “La gran figura destacada es Cristina. Los demás, acompañamos”, describió la estrategia un jefe comunal muy cercano a CFK.