jueves, 6 de julio de 2017

FRAUDE ELECTORAL

La Cámara Nacional Electoral delegó la capacitación de las autoridades de mesa en una ONG liderada por un funcionario del Gobierno

Con los votos de todos en manos macristas

A través de un convenio se le entregó la formación de los presidentes de mesa a la red Ser Fiscal, liderada por un miembro del Ministerio de Seguridad y financiada por una fundación ultraliberal alemana que celebró la represión en la 9 de Julio.

 Un furioso antikirchnerista y actual funcionario del Gobierno Nacional estará al frente de la capacitación de las autoridades de mesa para las próximas elecciones. La Cámara Nacional Electoral (CNE) firmó un “convenio de colaboración” con la red Ser Fiscal, una ONG integrada por una serie de organizaciones vinculadas con Cambiemos y encabezada por Claudio Bargach, un dirigente del partido Unión por la Libertad que se referencia en la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. En línea con los vientos de época, el acuerdo se trata de una partidización y tercerización disfrazada del proceso electoral, obligación que hasta el ahora venía cumpliendo el Poder Judicial y que ahora correrá por cuenta de un integrante del Poder Ejecutivo. Además, la financiación de la capacitación correrá por cuenta de una fundación ultraliberal alemana, que celebró la represión del Gobierno porteño a los manifestantes que protestaban la semana pasada en la 9 de Julio.

La decisión de los camaristas Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía salió a la luz por las propias redes sociales de Ser Fiscal. “Este año, además de la capacitación de fiscales, capacitaremos a presidentes de mesa”, explicaban en un flyer elaborado para dar a conocer el convenio firmado el 27 de junio. Según el escueto documento, que consta de cinco cláusulas, la CNE se compromete a brindarle “la información necesaria para la elaboración e instrumentación de cursos de capacitación cívica-electoral para autoridades de mesa”. Por su parte, Ser Fiscal se compromete a “llevar adelante actividades de capacitación, información y difusión dirigida a autoridades de mesa a fin de interiorizarlos sobre los diversos aspectos del proceso electoral y promover la concientización de sus derechos político electorales”. Esta red de ONGs vinculadas a Cambiemos armará el equipo de capacitadores, pondrá a disposición las aulas y “cualquier otra herramienta o infraestructura que resulte imprescindible para la consecusión de los objetivos comunes a las partes, sin perjuicio de la eventual participación de un disertante de la CNE”. 
Fuentes judiciales aseguraron a PáginaI12 que el convenio no tiene ningún costo para el Estado nacional y que si los capacitadores reciben algún pago no será por cuenta de la justicia electoral sino de la propia ONG. Además, señalaron que el material para realizar los cursos está “homologado” por la CNE y que se supervisará “que la actividad se ajuste a los parámetros establecidos”.
En su propia cuenta de Facebook, Ser Fiscal reconoce quién financiará la capacitación a las autoridades de mesa, delegada por el Estado argentino: “Como siempre contamos con el invaluable apoyo de la Fundación F. Naumann para la Libertad-Argentina para solventar los costos de logística y movilidad.”, detallaron. La fundación Friedrich Naumann es una fundación alemana que en argentina representa lo más extremo del liberalismo económico y político, que auspicia seminarios como el titulado: “El feminismo como máscara del marxismo cultural”. “Felicitaciones a las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires por restablecer el orden público y liberar las calles cortadas por manifestantes violentos”, festejaron el 29 de junio pasado en el Facebook de la fundación, donde dictarse habitualmente cursos por el ex ministro de Economía, Ricardo López Murphy.
Además de contar con el financiamiento del liberalismo alemán, la red de ONG está integrada por la Sociedad Rural Argentina, la Asociación Cristiana de Jóvenes; la Fundación LED, encabezada por la funcionaria macrista Silvana Giudici; el Movimiento Humanista de Resistencia y Construcción 2012, creado por Elisa Carrió luego de la impactante derrota como candidata presidencial en 2011 en la que obtuvo el 1,84 por ciento de los votos; entre otros.
En el convenio con la CNE queda explicitado que el paso por la capacitación que dictará Ser Fiscal será tomado como capacitación oficial, exigida para poder cobrar los 900 pesos de viáticos que pagará el ministerio del Interior a las autoridades de mesa que la realicen (además de los 1200 pesos que se les pagará por el día de la votación).
Bargach firmó el convenio en su calidad de presidente de Red de Encuentro Ciudadana, otra de las ONG que integran Ser Fiscal y en quien delegaron su representación formal. Actualmente se desempeña como “director de Sociedad Civil y ONG del Ministerio de Seguridad”, cargo al que accedió este año, meses después de sumarse formalmente a Unión por la Libertad, partido que integra el Frente Unión por Todos, liderado por Bullrich. 
Antes de pasarse a las huestes liberales de Bullrich, desde mayo de 2002 hasta octubre de 2015, Bargach fue un ferviente militante de la Coalición Cívica y un incondicional de Elisa Carrió. “Bajar un cuadrito es fácil, decirle ladrón en la cara a un general de inteligencia es propio de una Comandante en Jefe y Presidente. CARRIO!”, escribió Bargach en su cuenta de Twitter en octubre de 2013. Un año después manifestaba explícitamente su antiperonismo: “El Peronismo sera Revolucionario o no será nada. Resaca de Evita, ya no es nada.” Entre otras cuestiones, fue candidato a Legislador Porteño en la lista de #Unen, el frente integrado por la Coalición Cívica y la UCR.
Durante el año pasado, se paseaba por medios de comunicación apoyando la reforma política que impulsaba el oficialismo y que quedó trunca por el rechazo peronista en el Senado. Al asistir a la Cámara alta para exponer en defensa del proyecto oficial, Bargach definió a la Red de Encuentro Ciudadana como una organización “voluntaria y no partidaria”.
La noche del 22 de noviembre de 2015, en la que Cambiemos llegó al gobierno nacional lanzó un festejo a tono con el discurso lilista: “Seguimos trabajando, ayudamos y fiscalizamos. Ganó la Democracia y la República. MISIÓN CUMPLIDA!”. Ahora estará a cargo de las capacitaciones de cientos de autoridades de mesa, que deberían ser neutrales y garantizar el derecho a votar de todos los ciudadanos.
“La CNE hace un análisis de la pertinencia de la institución. No hace una investigación de los integrantes”, se justificaban ayer fuentes judiciales.

 Para auditar el escrutinio

 La organización civil Transparencia Electoral reclamó pidió a las autoridades electorales ser autorizada a auditar el escrutinio provisorio. El conteo inicial de votos estará a cargo del Correo Argentino, que contrató a la empresa española Indra para la tarea. “Este pedido se basa en los cuestionamientos que se han señalado acerca del papel desempeñado por el Correo Argentino en el proceso electoral 2015, tanto en las elecciones nacionales como así también en algunas elecciones provinciales”, argumentó Transparencia Electoral en un comunicado. Desde el Ministerio del Interior se desentendieron del reclamo y señalaron que quedará en manos del Correo el admitir o rechazar la fiscalización del escrutinio. Pero, a la vez, según trascendió, tanto desde el Correo como desde Indra dejaron la decisión en manos de la cartera del Interior. Este año, por primera vez, la empresa española quedó a cargo del conteo provisorio de votos sin ganar una licitación, por lo que otras firmas del rubor denunciaron que se trató de un llamado a concurso digitado “a medida” de Indra.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario