La relación del Intendente de Lanús con su secretario de Seguridad se inició cuando Néstor Grindetti era el secretario de Hacienda del jefe de gobierno Maurizio Macrì. Operador en la Legislatura del jefe de gabinete nacional Alberto Fernández, Kravetz se casó con la dirigente del PRO Soledad Acuña, por entonces subsecretaria de equidad educativa y ahora ministra de Educación de la Ciudad Autónoma.
En diciembre de 2011, Kravetz constituyó la empresa Signica SRL, con domicilio a una cuadra de la Intendencia, en Avenida de Mayo 676. Kravetz era su socio gerente. La otra socia era la licenciada en Comunicación Mariana Feuerman, como él militante del Frente Renovador. Entre 2012 y 2014 esta empresa de los opoficialitas Kravetz y Feuerman le facturó al gobierno de Macrì servicios por 4.055.722 pesos, por consultoría, relevamiento e informes. De ellos, el 10 por ciento fue contratado con la dirección de Alumbrado por abono para transmisión de datos. El resto con el ministerio de Grindetti. Los dos últimos contratos, por 1.8868.322 pesos, fueron regularizados días antes de concluir el mandato de Macrì. Esta compraventa de humo se dividió en dos para eludir controles: una, por 895.966 pesos (Resolución 1529, del 11 de noviembre de 2015) por un “Estudio de Satisfacción de Contribuyentes sobre los servicios brindados por el Ministerio de  Hacienda, estudio sobre Morosos y Encuesta de clima laboral”; otra, por 972.356 pesos (resolución 1624 del 24 de noviembre), por “Estudios de Percepción y Responsabilidad Tributaria, de satisfacción de proveedores del gobierno  de la Ciudad de Buenos Aires y de imagen del Ministerio de Hacienda y monitoreo sobre destino de la recaudación tributaria”. En los dos casos también presentaron presupuestos las empresas Trespuntozero y Fundación Tercer Milenium. Entretanto, Grindetti ha conseguido que se paralizara la investigación por la sociedad panameña y la cuenta suiza que manejó mientras era ministro de Hacienda de Macrì, dado el escaso interés de la Cancillería por obtener las respuestas que el juez Diego Slupski solicitó a Suiza.