La ex presidenta y candidata a senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, encabezó ayer un acto en Merlo, territorio del intendente Gustavo Menéndez, en el mismo formato de contacto con los vecinos y sus problemas que viene caracterizando su campaña para las PASO. “Cuando en una sociedad el problema es el trabajo porque no hay, es la comida porque falta, son los servicios públicos porque no se pueden pagar, o los remedios que no se pueden comprar, ahí estamos en lo que yo denomino el piso democrático, que es un piso previo a cualquier partido político”, sostuvo Cristina Kirchner en su visita al club Independiente de Merlo donde principalmente conversó con directivos de clubes barriales.
“¿Qué fuerza política puede no conmoverse ante la falta de trabajo, comida, de la plata de los remedios o de no pagar los servicios?. Por eso digo que Unidad Ciudadana, y que juntos los ciudadanos y ciudadanas tienen que expresar un límite a todo esto”, se preguntó la ex presidenta. En el encuentro, los dirigentes aseguraron que el Gobierno los ignora y uno de los temas recurrentes fueron las quejas por las tarifas, cuyo aumento puso a muchos clubes al borde del cierre.
Aníbal Miranda, vicepresidente de Independiente Merlo, resaltó que “nosotros detectamos los problemas qué hay en los barrios porque estamos ahí”. Por su parte, Paola Lajman del Club Nahuel de Merlo sostuvo: “Representamos a las familias y a los vecinos porque los clubes son de la gente, no de los dirigentes”. También contó que con los padres “hacemos rifas para organizarnos para ayudar a los profesores que viven de esto.  Nosotros no celebramos que un chico esté preso, queremos que los chicos estén haciendo deportes”, en referencia a la desafortunada frase del candidato a senador de Cambiemos Esteban Bullrich (ver página 5).
Asimismo, Marina Lesci, Presidenta del Club Defensores de Banfield, contó  que les llegaron facturas de 34 mil pesos. “No podemos pagar y obviamente no puedo aumentar la cuota social. El Gobierno no toma dimensión de lo que significa que un club cierre”, advirtió.
En tanto, el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez precisó que en su municipio “quintuplicamos el presupuesto en deportes y no nos alcanza. El sentido de esta reunión con los clubes es que no bajemos los brazos. La recuperación de la Argentina está llegando”.
Luego de escuchar los testimonios, Cristina Kirchner aseguró que los clubes de barrio “son un símbolo de organización social y solidaria”, al tiempo que destacó que “pese a todas las dificultades los clubes siguen funcionando. Verlos a ustedes de pie me da la fuerte esperanza que vamos a salir”, afirmó.
“Estamos en momentos difíciles pero ustedes son el ejemplo de cómo se deben afrontar estos momentos”, agregó la ex presidenta al tiempo que indicó que “hay que ponerle un límite al gobierno y yo solo vengo a ser el vehículo para que esto se exprese”. Cristina Kirchner enfatizó que los problemas que venían analizando no eran partidarios. “La factura de luz no es partidario, la tenemos que pagar todos. La comida no es un problema partidario, es un problema de todos”. 
Por su parte, su compañero de fórmula, el ex canciller Jorge Taiana, compartió una recorrida por La Plata junto a los candidatos locales de Unidad Ciudadana en la que conversaron con comerciantes, vecinos y referentes locales. Taiana advirtió que la “caída de la demanda, la apertura indiscriminada de importaciones y los tarifazos crearon esta tormenta perfecta”, en referencia a la situación económica del país. 
El ex canciller visitó la Casa Joven, obra del Padre Cajade, que recibe diariamente a más de 270 jóvenes en situación de vulnerabilidad. Además, recorrió el centro comercial junto a la precandidata a diputada provincial Florencia Saintout y los postulantes a concejales Victoria Tolosa Paz y Norberto “Chucho” Gómez, donde escucharon las quejas por la caída de ventas y los tarifazos. “Acá podemos ver que todos los comercios están vacíos. El escenario es muy difícil. El voto para Unidad Ciudadana es un voto en defensa propia”, finalizó Taiana la recorrida.