martes, 8 de mayo de 2018

Kasabian

Sergio Pizzorno, de Kasabian, cuenta cómo hizo el mejor gol del actual rock europeo

“Maradona es un verdadero rockstar”

Su segunda visita pasó para septiembre, pero mientras tanto el lungo violero recuerda cómo la rompió en el Soccer Aid 2012.


¡Kasabian está de vuelta! Una de las bandas insignia de la escena actual inglesa preparaba el regreso al país para tocar en el mítico estadio Obras, pero la velada prevista en primera instancia para este 21 de mayo finalmente se movió para el 27 de septiembre. Pese al cambio de fecha, el NO fue a buscar a Sergio Pizzorno para hablar de la segunda visita del cuarteto al país. El simpático inglés de raíces tanas, talentosísimo violero, productor, compositor, y uno de los frontman de la banda, es un tipo de tranquilas y medidas palabras. Sin embargo, así como cuenta que están muy contentos y emocionados por volver a Argentina, promete: “El espectáculo que les llevaremos es espectacular”.
A un año de haber lanzado el exitoso For Crying Out Loud, su último disco de estudio, mantienen la misma premisa que en sus anteriores producciones: que no se parezca a ninguna otra. “Buscamos todo tipo de cosas, nuevas maneras, que cada disco sea excitante”, cuenta Sergio, que tiene un doble rol de músico y productor en la banda. “Soy como Quentin Tarantino --dice entre risas--. Hago de todo. Me mantiene interesado, excitado y feliz.” Y, pese a que disfruta del estudio, dice que no tienen en mente entrar a grabar en lo inmediato: “Vamos a terminar las giras de este año y a irnos de vacaciones. Todos necesitamos vacaciones”, dice el longo violero de pelo stone.
Pizzorno habla con amor de la música y de su Rickenbacker: “Simplemente vino a mí. Fui a un show y me habló. Vi esa guitarra y dije “es la que quiero”. Es mi instrumento favorito”, reconoce. No obstante, hay otra actividad que le despierta la misma o mayor pasión: el fútbol. Fanático del Leicester, dice que no verá el Mundial porque su equipo “es Italia y no clasificó”. Pese a esto, y con una mínima búsqueda en YouTube, es sencillo dar cuenta de las habilidades futboleras del violero. Allá por 2012 participó del Soccer Aid y le clavó un GOLAZO a David Seaman, el ex arquero de la Selección inglesa, viejo conocido nuestro del Mundial ‘98.

Ese gol fue increíble. ¿Quisiste ponerla ahí o fue casualidad?
--No. Tenía la intención de hacerlo. No fue fortuna.
¡Fue un golazo! Aunque mejor fue el festejo. ¡Keith Richards lo hubiera festejado igual!
--Jajaja. Muchas gracias, es muy gracioso. Realmente fue una celebración muy a lo Rolling Stone.
“¡Conozco a Boca! Conozco a Diego, a Caniggia. Me encanta el fútbol argentino. Me encanta Maradona, él sí es un verdadero rockstar”, titula Pizzorno, que aprovecha para aprender algo más sobre el país que visitará en la primavera. Y cuando se le menciona que en Obras tocaron bandas emblemáticas como Sumo, que tenía un cantante italiano que estudió en Inglaterra y vino al país escapando de la heroína, Sergio se ceba. “¿En serio? ¡Eso es genial, muy interesante!”, agradece en inglés. E intenta unas palabras en castellano: “¡Muchas gracias!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario